Controlar el desarrollo de la empresa

Los estudios realizados sobre la creación de empresa revelan que entre las causas mas comunes del fracaso en las nuevas empresas, dos son especialmente significativas, la insuficiencia de los capitales propios, que hace a la empresa muy vulnerable en caso de crecimiento más lento o más rápido que el previsto o en caso de modificaciones brutales con relación a las previsiones, y en segundo lugar, los gastos fijos demasiado elevados con relación al volumen de negocios, una ignorancia en los precios de coste, las amortizaciones, gastos generales y gastos de personal demasiado elevados.

Para dar a la empresa un máximo de oportunidades de éxito, es pues muy importante controlar permanentemente una serie de puntos clave y conocer los principios de la gestión.

Estos puntos clave pueden ser internos al proyecto (realización de las previsiones por ejemplo) o vinculados a la evolución del entorno (mercado por ejemplo). Para definirlos, es necesario poder responder a dos preguntas :

Qué factores absolutamente indispensables para el éxito futuro es necesario supervisar ? Se trata de los puntos fuertes esenciales, de los factores clave de éxito.

A qué posibles causas de fracaso (puntos escasos) es necesario prestar atención especial ?

 

 


    

 

Creación de empresa