Supervisar las inversiones

Los equipamientos y la necesidad de fondo de operaciones son dos elementos que deben supervisarse y controlarse muy cuidadosamente en el período de crecimiento. Es recomendable no dejarse seducir por mercados demasiado importantes, "el negocio del siglo", que, al trastornar las previsiones, puede conllevar a desfallecimientos en la empresa que son muy difíciles de asimilar en el período de lanzamiento.

Del mismo modo, es necesario no anticipar las inversiones que están previstas para una fase posterior a la del desarrollo, pero inoportunas por el momento. Eso los llevaría a correr el riesgo de sobrecargar la cuenta de resultados por gastos fijos como amortizaciones demasiado importantes o gastos de personal suplementarios.

 

 


    

 

Creación de empresa