El plan de financiación de 3 años

Una buena estructura financiera es una garantía de perpetuidad para una nueva empresa. La cual estará en condiciones de hacer frente a riesgos (retraso en la potenciación del volumen de negocios, impagos, etc.) entre mas recursos financieros posea, mejor podrá hacer frente a estas situaciones de forma mas estable.

 

 

Para prever la evolución de la estructura financiera de la empresa, deberán elaborar, sobre el mismo principio del plan de financiación inicial, una tabla proyectando, al final de cada uno de los tres primeros años, la evolución de las necesidades financieras duraderas y la de los recursos financieros estables.

Luego del primer año, bastará con que repita el contenido del plan de financiación inicial incorporando los nuevos elementos ocurridos durante el ejercicio, en particular, los nuevos recursos propios generados por la actividad de su capacidad de autofinanciación.

Las necesidades duraderas para cada uno de los 3 años
- GASTOS DE ESTABLECIMIENTO
- PROGRAMA DE INVERSIONES
- AUMENTO DE LA NECESIDAD DE FONDO DE OPERACIONES
- REEMBOLSO ANUAL DE LOS PRESTAMOS A LARGO PLAZO
- OPERADOR DE EXPLOTACION (si es una empresa individual)
- DIVIDENDOS DISTRIBUIDOS (si es una sociedad)

Los recursos duraderos para cada uno de los 3 años
- FONDOS PROPIOS
- CAPACIDAD DE AUTOFINANCIACIÓN
- PRESTAMOS BANCARIOS A MEDIO O LARGO PLAZO

Para los años 2 y 3, sólo será necesario tener en cuenta únicamente los nuevos elementos aparecidos en las necesidades o recursos duraderos durante cada ejercicio respectivo. Es necesario que, para el primer año, los recursos excedan las necesidades de un importe al menos en un 15 o 20 % de la capacidad de autofinanciación. Este excedente debe acentuarse durante los años siguientes.

 

El estudio financiero


    

 

Creación de empresa