El estudio comercial

El estudio comercial ocupa un lugar clave en la elaboración de su proyecto y su objetivo es el de reducir a un nivel máximo los riesgos de fracaso permitiéndoles conocer mejor el entorno de su futura empresa.

Esta etapa debe permitirles conocer y comprender su mercado, reunir información permitiéndoles fijar hipótesis de volumen de negocios, hacer las mejores elecciones comerciales para lograr sus objetivos y fijar su política de productos o servicios, precios, distribución y comunicación.

 

 

Comprender su mercado
El mercado es el entorno en el cual va a evolucionar la empresa y donde se encontrará una oferta (los competidores) y una demanda (los clientes potenciales).

Estimar su volumen de negocios
Al comprobar los distintos elementos de información recogidos, deben estar en condiciones de evaluar el número de clientes potenciales.

Definir su estrategia
Gracias a los conocimientos adquiridos anteriormente, esta etapa debe permitirles construir la oferta de su empresa validando o ajustando algunos puntos clave de su proyecto.

Elegir sus acciones comerciales
Una vez su construida oferta, deberán organizar la fuerza de propuesta de su empresa, prever las relaciones con sus futuros clientes y decidir las acciones que deben llevarse a cabo para favorecer estas relaciones.

 


    

 

Creación de empresa