El estudio jurídico

Van empezar una actividad de forma independiente, a trabajar bajo su propia responsabilidad, sin ningún vínculo de subordinación frente a alguna empresa. Cualquiera que sea la importancia y la naturaleza de esta actividad, tendrán que elegir una estructura jurídica que se adapte a su proyecto.

 

 

De esta elección dependerán una serie de consecuencias fiscales, sociales y patrimoniales, que es necesario estudiar minuciosamente con la ayuda de un consejero especializado, si es posible.

Pero tenga cuidado de no precipitarse en las etapas. No podrán proceder a hacer este estudio sin haber reflexionado de antemano sobre su proyecto y haber realizado un estudio comercial y financiero serio. La elección de la estructura jurídica corresponde a la fase final de preparación, la cual deberán adaptar con su proyecto.


Distinguir estructura y actividad
La estructura jurídica y la actividad ejercida no deben ser confundidas. En la base de todo proyecto de creación de empresa.

Elegir la estructura jurídica adaptada
Cualquiera que sea la actividad que van a ejercer, tendrán que hacer la elección entre declarar su actividad como empresario individual o crear una sociedad.

Responder a los principales criterios de elección
Ciertas actividades - son raras - imponen la elección de la estructura jurídica. Es por ejemplo el caso de los estancos que deben obligatoriamente explotarse en empresa individual o en sociedad en nombre colectivo.
 


    

 

Creación de empresa