Ideas de empresa y oportunidades

Todo proyecto de creación de empresa comienza con una idea. Aunque nazcan de sus experiencias, sus conocimientos técnicos, su imaginación o de una simple acumulación de situaciones, se tratan a menudo de una intuición o de un deseo simple al principio que se profundiza y madura con el tiempo.

En cuanto más nueva sea su idea, más deberán preguntarse sobre la capacidad de sus futuros clientes para aceptarla ! En cuanto mas clásica o superficial sea su idea, más deberán reflexionar sobre su verdadera utilidad con relación a la oferta ya existente en el mercado.

 

 

Existen tres elementos esenciales relativos a la idea de una empresa con el fin de cuestionarse sobre un proyecto de negocios. Es necesario encontrar en primer lugar una idea de creación de empresa. A continuación proteger esta idea para finalmente validarla :

 

Encontrar una idea de creación de empresa
Ninguna idea puede ser considerada, de buenas a primeras, como superior a otra en el ámbito de la creación de empresa.

La creación de una empresa en su oficio
A simple vista, el menos riesgoso ya que controlan bien la idea y corresponde a un oficio que ejercieron durante varios años.

Las nuevas ideas y nuevas tendencias
Crear una empresa a partir de nuevas ideas, nuevas tendencias requiere de estar alerta a todo lo que pasa.

Detectar una oportunidad
Una oportunidad o una buena ocasión de negocios puede presentarse, pero deben estar atentos al respecto.

Encontrar una nueva aplicación
Crear una empresa a partir de una nueva aplicación consiste en utilizar una técnica, unos conocimientos técnicos.

Crear un nuevo producto o servicio
La innovación pura ha sido clasificada como el ejercicio más difícil. Crear un nuevo producto, generalmente con fuerte contenido tecnológico.

Asociarse con otros
Buscar asociados en un proyecto en proceso de elaboración según algunas personas que ya tienen el producto o los conocimientos técnicos.

La protección de la idea
Una idea en sí no puede protegerse. Sólo puede protegerse la forma según la cual se expresa como una invención, una marca, una creación literaria o artística.

Definir y validar su idea
Cualquiera que sea su origen, la idea no representa, al principio, nada en concreto. Para pasar a un proyecto realista, la primera cosa pendiente es la de definirlo.
 


 

    

 

Creación de empresa