El proyecto personal de empresa

Sin importar cual sea el origen de su proyecto de empresa, es indispensable, para darle mayores oportunidades de éxito, comprobar su coherencia con su proyecto personal de creador. Los portadores de proyectos de empresa descuidan muy a menudo esta etapa y se concentran solamente en la viabilidad comercial, financiera y jurídica de su proyecto.

Esto es un error ! La maduración de una idea debe imperativamente tener en cuenta elementos más personales. Elegir crear no se resume en una elección de bienes y servicios que deben producirse y comercializarse, es también la elección de una forma de vida particular, que debe estar en coherencia con las exigencias del proyecto.

 

 

Comprobar esta coherencia conlleva entonces a definir su proyecto personal de creador, analizar las dificultades y exigencias inherentes en su proyecto económico, garantizando que puedan superarlas, comprobar que no hay contradicciones entre los dos proyectos (personales y económicos), evaluar, si es necesario, las divergencias y las acciones de corrección a ejecutar. Tres sectores distintos deben considerarse respecto a un proyecto personal de empresa :


1. El balance personal
El éxito de una empresa no depende solamente de acontecimientos exteriores.

2. Sus motivaciones y objetivos personales
No es posible crear una empresa sin una razón precisa. Los motivos no siempre son claramente expresados y algunas pueden generar contratiempos.

3. Sus competencias
Un creador debe poseer a la vez a una personalidad que destaque las características más necesarias, sino, deberá adaptarse a las cualidades que se necesiten para llevar a cabo el proyecto.

4. El análisis de obstáculos del proyecto
En esta fase de la reflexión, deben estar en condiciones de determinar las dificultades inherentes en su proyecto, concernientes al producto o a la prestación de su naturaleza, sus características, su proceso de fabricación o marketing.

5. La coherencia del proyecto
Es importante descubrir las divergencias entre el tiempo, la organización, las competencias necesarias para el proyecto, por un lado, y sus activos y competencias personales por el otro.

 


 

    

 

Creación de empresa