Tipo de empresa : Formas jurídicas

Cuando se tiene un negocio, las leyes de la empresa son aspectos importantes a controlar. La empresa o el empresario deben elegir entre las distintas formas jurídicas que se le ofrecen. Las consecuencias sobre la gestión de la empresa, sobre las dificultades fiscales y sobre la responsabilidad hacia los acreedores diferirán según la forma jurídica elegida así como del país.

Las formas jurídicas de la empresa se resumen generalmente en cuatro categorías distintas : La empresa individual, la sociedad, la compañía por acciones y la cooperativa.

 

 

La empresa individual es una de las más comunes y también la más riesgosa, ya que el propietario asume el riesgo financiero al 100%. Ella se define simplemente como una empresa de la que solo una persona es propietaria.

La ley de las empresas define la sociedad como una empresa de mínimo dos personas, que reúnen conjuntamente distintos recursos con el fin de generar ganancias. Mientras que la cooperativa, es una reagrupación de varias personas que tienen necesidades económicas similares y quienes tienen por misión explotar una empresa sin ánimo de lucro.

Con el fin de tomar una decisión sagaz, el empresario debe estudiar cuidadosamente las ventajas y las desventajas que cada una de las formas jurídicas puede aportarle así como las distintas leyes aplicables.