El crédito de consumo

El crédito de consumo es un préstamo que puede conceder una institución financiera (banco o sociedad especializada) con el fin de permitir comprar algunos bienes o de disponer de una cantidad de dinero. Pueden suscribirse en una agencia bancaria o en algún lugar de ventas. Algunos organismos proponen también la suscripción en línea para un crédito de consumo.

 

 

Los bienes que pueden ser adquiridos gracias a un préstamo de consumo son por ejemplo un automóvil, muebles, artículos electrodomésticos o de entretenimiento, un computador o adornos y decoraciones. Puede también tratarse de bienes inmateriales como un viaje o cualquier actividad de ocio. En caso de que no puedan o no deseen pagar en efectivo, el crédito de consumo les permite escalonar los pagos sobre un período convenido con la institución prestamista.

La duración de un crédito nunca debe exceder la duración de vida previsible del bien adquirido. Del mismo modo, un crédito orientado a financiar vacaciones anuales no debe exceder algunos meses.

El crédito de consumo puede tomar la forma de un préstamo afectado a un bien o de un préstamo no afectado.
Este último es un crédito de dinero del que disponen a su voluntad el cual puede ser un préstamo personal o un crédito permanente.

Para determinar el importe prestable, la institución prestamista tendrá en cuenta :
- Su capacidad de reembolso, que está vinculada a sus ingresos mensuales y sus gastos incompresibles.
- Criterios internos de evaluación del riesgo en función de su perfil de cliente.
- Información proporcionada por agencias de notación financieras que tiene en cuenta sus ingresos, sus créditos existentes y sus antecedentes de crédito.

Ahí tienen algunos temas importantes relativos al crédito de consumo que podría interesarles y guiarlos en sus decisiones.
 


Ventajas e inconvenientes del crédito de consumo
Recurrir al crédito para financiar la adquisición de un bien de consumo presenta una serie de ventajas e inconvenientes con relación al pago en efectivo.

Protección del prestatario para un préstamo de consumo
La entidad prestamista debe proponer al prestatario una oferta previa en la suscripción de un crédito de consumo.

El préstamo afectado
El préstamo afectado cubre la compra de un bien o servicio particular (por ejemplo un automóvil, un electrodoméstico, un mueble, etc.) y sirve para financiarlo.

El préstamo personal
El préstamo personal es un contrato de crédito de consumo, en el cual se pondrá a su disposición un monto por unos cuantos meses o años.

El crédito permanente
Permanente, renovable o margen de crédito, son las diferentes formas por las que se conoce la posibilidad de utilizar, en cualquier momento, una reserva de crédito teniendo un límite máximo predefinido.

Alquiler con opción de compra
Según el código de consumo, el alquiler con opción de compra es muy parecido a un crédito. Lleva también los nombres de alquiler con promesa de venta, arrendamiento o leasing.

Gastos de seguros vinculados al crédito de consumo
Los seguros no son obligatorios en la suscripción de un crédito de consumo. No obstante, sobre todo por los elevados importes del préstamo, los organismos prestamistas pedirán la suscripción a un seguro de muerte o incapacidad.

El préstamo estudiantil
El préstamo estudiantil es ofrecido por los bancos para permitir a los estudiantes financiar sus estudios.