Las obligaciones

Para pedir prestado dinero, las empresas recurren a menudo a la emisión de lo que se llaman obligaciones. Entonces, que es una obligación y como funciona ? Una obligación es una deuda. Cuando un inversor compra una obligación, presta realmente una cantidad a la emisora de la obligación y esta contrae la deuda. Por lo tanto, la emisora (o el vendedor de la obligación) es la prestataria y el inversor (o comprador de la obligación) es el prestamista.

 

 

El precio de compra de la obligación corresponde al dinero que el inversor presta al emisor. Y, como en la mayoría de los préstamos, cuando se compra una obligación, el prestatario paga al comprador intereses durante toda la duración del préstamo. A continuación, al vencimiento fijado, el prestatario reembolsa el préstamo.

En el caso de una obligación, el precio pagado por la obligación, es decir el préstamo, se llama monto principal, o valor nominal de la obligación. La duración de un préstamo se conoce como vencimiento. Y los intereses del préstamo pagados por el prestatario se llaman cupón. Las obligaciones se conocen también bajo el nombre de títulos a renta fija (o a veces como títulos a interés fijo), ya que la mayoría de las obligaciones informan de una renta regular al prestamista, que corresponde al tipo de interés del préstamo.

El importe de los intereses pagados y la frecuencia de pago de los intereses se precisan en los términos específicos que controlan la emisión de la obligación. Las obligaciones se llaman títulos a renta fija por otra razón. A diferencia de las acciones donde la rentabilidad no se garantiza, una empresa que emite una obligación se compromete a reembolsar el monto más los intereses.

Las distintas clases de obligaciones
Hay cantidad de obligaciones diferentes las cuales se diferencian de maneras muy distintas.

Cotización de una obligación
Es casi seguro que nunca tendrán que fijar el curso de una obligación. Además, aunque ese sea el caso, existen calculadores con esa única función.