El marketing táctil o del tacto - Tipos de marketing

El poder del tacto es inmenso, contribuye a crear una determinada familiaridad e intimidad entre el producto/punto de venta y el consumidor. El tacto es uno de los sentidos que ha progresado estos últimos años. De ahora en adelante, tomar un producto se ha convertido en una acción fundamental en el proceso de compra.

Esta tendencia conduce a las industrias a buscar materiales y formas que responderán a las esperanzas y exigencias táctiles de los consumidores, por lo que los expertos lanzaron de este modo el concepto de marketing táctil.

 

 

Enfoque de la dimensión táctil
Se pudo observar, en investigaciones previas, que un tacto particular está en condiciones de informar al consumidor sobre las calidades y las funciones de un producto. Este último es por otra parte muy sensible a la materia de las superficies. Así pues, una elección prudente de los materiales utilizados debe generar el deseo de tomar el producto, de adquirirlo.

Importancia en el punto de venta
El marketing táctil es un componente esencial para un punto de venta y su disposición. El cliente debe sentirse acogido y cómodo con el fin de apreciar su visita y conservar una imagen positiva del almacén después de su paso. Un sentimiento de bienestar que lo tranquilizará al cruzar la alfombra roja esponjosa, señal de prestigio, algo por lo que la perfumería Séphora apostará por la reputación de su marca.

Impactos en el producto
Encontramos también el concepto de marketing táctil en las características intrínsecas de los productos. En efecto, la textura o materia de un producto debe estar en perfecta condición respecto a éste. Unos pantalones en terciopelo deben ser suaves, la carrocería de un coche debe ser lisa. Producto y materiales están básicamente vinculados.

En la actualidad, el marketing táctil está en plena evolución y expertos cualificados están en busca de los medios más sofisticados para optimizar el uso del tacto con fines mercantiles.