La comunicación en la empresa

Conseguir la comunicación de su empresa es saber hablar a su público designado, es demostrarles que los conocemos, que les tenemos aprecio, que comprendemos sus problemas. Es la primera condición necesaria, el poder para comprender sus sentimientos y pensamientos, de lo contrario perderemos tiempo, dinero y credibilidad.

Las comunicaciones de empresa son múltiples. Están la publicidad, las relaciones con la prensa, el patrocinio, los eventos y acontecimientos que constituyen la comunicación externa. También están los seminarios de empresa, los blogs y las reuniones que son herramientas de comunicación interna.

 

 

Ignorar la existencia de la comunicación y su funcionamiento causa más de un 50 % de posibilidades de fracasos a una empresa y la ausencia de resultados financieros. De hecho, tomando malas decisiones, al no recurrir a expertos, copiando campañas publicitarias que fueron de otros o bajo el pretexto de no tener presupuesto, perdemos nuestro tiempo haciendo operaciones internas sin importancia que no aportan nada de valor a una empresa.

Los invitamos a que descubra varios temas esenciales para su comunicación de empresa con el fin de tomar conciencia de lo que está en juego y que representa niveles importantes para su empresa.

 

1. La comunicación no es una receta mágica o una idea milagrosa
En el mismo concepto que las otras funciones de la empresa, ella solicita atención, tecnicidad, cálculo económico e intervención de especialistas.

2. La comunicación es un fenómeno complejo
Generalmente en su definición, la comunicación de empresa se percibe como el hecho de “cambiar la voluntad de la gente a través de una transferencia de creencias y opiniones”.

3. La relación es la clave de la comunicación
La relación es la manera en que se expresan o se dicen las cosas, teniendo en cuenta el hecho de que en la comunicación humana.

4. La sinceridad y la honestidad de un mensaje
Toda buena comunicación se basa en una coherencia entre lo que se dice, lo que se hace y lo que hacemos en el momento de comunicarnos.