Los objetivos de marketing

A partir del objetivo financiero de su negocio que se define en la estrategia de la organización de la empresa, el responsable del marketing debe fijar objetivos de marketing a corto, medio y largo plazo. Estos objetivos deben ser específicos, mensurables, alcanzables, realistas y según un tiempo determinado. La razón de ser de los objetivos de marketing consiste en medir las acciones pendientes según el plan de marketing con el fin de progresar continuamente hacia el éxito contemplado. No tener objetivos de marketing equivale a ir en un barco sin saber el destino contemplado.

 

 

En esta etapa, se describen las repercusiones financieras deseadas en su plan de marketing fijando objetivos de ventas o volumen de negocios. Objetivos de compromiso deben también considerarse con el fin de seguir mejor la evolución de su plan de marketing y medirlo con cuidado, así pues, hay objetivos relativos al número de clientes, el número de contratos, al número de facturas, el porcentaje de los clientes fieles, el porcentaje del mercado, etc.

Lo que cuenta es garantizarse que comprenden los objetivos que deben lograrse y las acciones pendientes con el fin de comprometerse firmemente a realizar eso.

La única manera de lanzarse en un negocio con toda confianza consiste en elaborar un buen plan de marketing con objetivos, un plan que esté apoyado por hechos y los resultados de investigaciones. Este documento demuestra claramente la forma en la que actuaran para que los clientes se interesen por su producto o por sus servicios. El plan de marketing contribuye también a inspirar confianza a los prestamistas demostrando que su empresa tiene grandes oportunidades de ser próspera.